Hace años se utilizaba la construcción doble, es decir, un saco dentro de otro. Esta construcción si bien era muy caliente hacia que los sacos fueran excesivamente pesados al tener que incluir el doble de telas para que la pluma no se desplazara.

Estos sacos ya se usaban en 1970 por el mítico fabricante Pedro Gómez, aquí os dejo la patente como curiosidad.

Todavía quedan en el mercado algunos modelos de algunas marcas, famosos por lo calientes que son pero al mismo tiempo excesivamente pesados. ¿Qué opinarías de llevar un saco de dormir que te calentara como uno doble pero con unos 700 gramos menos de peso en tela? Nosotros opinamos que hay que renovarse.

En Plumas las Cruces hace bastantes años que utilizamos la confección en tabiques en la mayoría de nuestros sacos. Con esta construcción logramos aligerar el saco evitando por medio de los tabiques laterales y horizontales que la pluma no se desplace. Además evitamos zonas frías al no tener ninguna costura del tejido interior coincidiendo con el tejido exterior.

Básicamente el esquema de la construcción es el siguiente:

Otras construcciones que usamos en Plumas las Cruces es la construcción simple. Es decir, suprimimos los tabiques y los sustituimos por simples costuras. El peso se reduce enormemente pero el aire se cuela por las costuras.

Esta construcción únicamente la utilizamos en nuestro modelo Gredos, un saco de verano extremadamente ligero.

En nuestros plumíferos utilizamos una construcción de tabiques elásticos en el interior, de esta manera la prenda se pega al cuerpo eliminando totalmente las cámaras de aire.

Medidas:

Nuestros sacos no tienen problemas de talla ya que hacemos todos los sacos a medida evitando de esta forma que el saco pese y ocupe mas de lo que cada usuario necesita. Y lo que es más importante: conseguimos reducir al máximo las bolsas de aire frío que se crean en los sacos convencionales cuya talla no esta adaptada al cliente consiguiendo la máxima comodidad (cada uno dormimos de una manera).

Independientemente de la confección a medida tenemos unas medidas estándar que superan la media de los sacos actualmente en el mercado con lo cuál se consigue una mayor comodidad evitando la sensación de ahogo que producen algunos modelos.

Las medidas que aquí se reflejan son las del tejido sin la pluma, con lo cual al rellenar este el saco se queda mas corto, esta medida estándar es la adecuada para una persona de 1,70 metros.

“Pero recuerda: todos los sacos los hacemos a medida”.

Con respecto a las medidas que nos mandes, son totalmente orientativas, nunca vinculantes a la hora de confeccionar el saco. Con esta medidas, nosotros te realizaremos un saco que se adapte lo mas aproximadamente posible a tu morfología, ten en cuenta que en la confección de artículos de pluma, las medidas nunca son las reales. Hay que modificarlas en función de la zona del saco, para impedir que aplastes la pluma con el saco, y/o que no te puedas mover dentro.

Danos las medidas reales, sin añadir o quitar centímetros: nosotros basándonos en nuestra experiencia añadiremos lo que haga falta.

Ten esto muy en cuenta ya "que no se admite devolución de sacos confeccionados por este sistema”. Únicamente, en el caso de que tengan alguna tara de confección, procederemos a repararla.

Loft

Loft (altura del saco). Este valor representa la altura que levanta el saco una vez extendido en el suelo. El valor suele estar comprendido entre 12 y 21 cm. Nuestro saco para un relleno de 1200 gramos levanta 25 cm. En este punto influye mucho el tipo de confección y la calidad de la pluma.

Un saco con un buen loft seguramente será un buen saco (siempre que no pese demasiado)